LowCarbonPower logo
Instagram Facebook X (Twitter)

1% de la energía eléctrica generada a nivel mundial proviene de Geotérmica

0.50 % Participación en la electricidad global

La energía geotérmica es una fuente de energía renovable que proviene del calor almacenado dentro de la tierra. Este calor, generado en gran parte por la descomposición radiactiva de isótopos en el núcleo de la tierra, se libera naturalmente en los manantiales de agua caliente, los géiseres y los volcanes. Es una fuente de energía constante, ya que el calor dentro de la tierra es prácticamente inagotable a escala humana.

La forma básica de generar electricidad a partir de la energía geotérmica implica la extracción de agua caliente de las profundidades de la tierra. Esta agua caliente se utiliza para producir vapor, que a su vez impulsa las turbinas de una central eléctrica para generar electricidad. Una vez utilizada, el agua se reinyecta en la tierra para reiniciar el ciclo. Este proceso es muy similar al utilizado en las centrales de energía nuclear y de combustibles fósiles, pero sin la emisión de sustancias nocivas o la necesidad de recursos finitos para alimentar la central.

Uno de los principales beneficios de la energía geotérmica es su baja intensidad de carbono. Según datos del IPCC, la energía geotérmica tiene una intensidad de carbono de 38 gCO2eq/kWh, muy inferior a la de los combustibles fósiles como el carbón (820 gCO2eq/kWh) y el gas (490 gCO2eq/kWh). Esto significa que la energía geotérmica libera considerablemente menos emisiones de CO2 que los combustibles fósiles en la generación de electricidad. Esta característica la convierte en una fuente de energía más sostenible y amigable con el medio ambiente.

A nivel global, la energía geotérmica representa actualmente alrededor del 0.5% de toda la electricidad consumida, un porcentaje que, aunque puede parecer pequeño, tiene el potencial de aumentar significativamente en algunas partes del mundo. Por ejemplo, en Islandia, el 28% de la electricidad se genera a partir de fuentes geotérmicas, en Nueva Zelanda es el 18%, en Costa Rica el 12%, en El Salvador el 19%, y en Guadalupe un 6%. Estos porcentajes destacan la importancia de la energía geotérmica como fuente de energía baja en carbono y su potencial para reemplazar los combustibles fósiles en la matriz energética de muchos países.

Finalmente, es importante destacar que la energía geotérmica no es la única fuente de energía baja en carbono. La energía nuclear, la energía eólica y la energía solar también tienen intensidades de carbono muy bajas (12, 11 y 45 gCO2eq/kWh, respectivamente) y son una parte esencial de la transición a una economía de baja emisión de carbono. Cada una de estas fuentes tiene sus propios beneficios y desafíos, y la combinación óptima de fuentes varía dependiendo de las condiciones locales, pero todas son esenciales para reducir nuestras emisiones y combatir el cambio climático.

País/Región Vatios por persona % TWh
Islandia 1696.6 W 27.7% 5.5 TWh
Nueva Zelanda 165.3 W 17.5% 7.4 TWh
Costa Rica 32.6 W 12.0% 1.5 TWh
El Salvador 28.9 W 19.3% 1.6 TWh
Guadalupe 28.3 W 5.9% 0.1 TWh
Turquía 13.5 W 3.1% 10.1 TWh
Kenia 13.3 W 46.2% 6.2 TWh
Nicaragua 13.0 W 13.0% 0.8 TWh
Filipinas 11.7 W 10.4% 11.7 TWh
Italia 10.0 W 1.9% 5.2 TWh
Indonesia 6.6 W 5.1% 15.9 TWh
Estados Unidos 6.3 W 0.4% 18.6 TWh
Papúa Nueva Guinea 4.6 W 8.2% 0.4 TWh
México 3.8 W 1.1% 4.3 TWh
Honduras 3.4 W 2.6% 0.3 TWh
Japón 3.4 W 0.4% 3.7 TWh
Países Bajos 2.8 W 0.4% 0.4 TWh
Chile 2.5 W 0.5% 0.4 TWh
El Mundo 2.1 W 0.5% 142.4 TWh
Guatemala 2.0 W 2.1% 0.3 TWh
UE 1.5 W 0.2% 5.8 TWh
Corea del Sur 1.4 W 0.1% 0.6 TWh
Sudáfrica 0.5 W 0.1% 0.2 TWh
Croacia 0.5 W 0.1% 0.0 TWh
Alemania 0.3 W 0.0% 0.2 TWh
República de China (Taiwán) 0.1 W 0.0% 0.0 TWh
India 0.0 W 0.0% 0.5 TWh
Hungría 0.0 W 0.0% 0.0 TWh
República Popular China 0.0 W 0.0% 0.1 TWh
Instagram Facebook X (Twitter)